Home
imatge
Termalismo
La historia
Cataluña cuenta con una enorme riqueza de agua mineromedicinal. Las propiedades terapéuticas del agua son conocidas desde el nacimiento de la humanidad. Los griegos, los romanos y los árabes ya practicaron la cura termal en Cataluña. Seguramente la civilización que más explotó las aguas fue la romana, que nos han legados diversos restos arquitectónicos, entre los cuales destacan las termas.

La actividad balnearia resurgió en todo su esplendor a mediados del siglo XIX. En esta época, en Cataluña, se edificaron una serie de edificios confortables siguiendo la línea de los prestigiosos centros termales europeos, destinados no solamente a la estricta cura de aguas, sino también a la oferta de días de ocio y descanso. Todos estos establecimientos se han modernizado técnicamente, aunque han sabido mantener los detalles de ambientación modernista que los caracterizaba.

El termalismo en la actualidad
El termalismo, hoy, está al alcance de mucha gente que encuentra en el agua salud, reposo y equilibrio. Por otro lado, hay que remarcar que el balneario o estación termal es aquella instalación que dispone de aguas mineromedicinales declaradas de utilidad pública, de servicio médico especializado y de instalaciones adecuadas para llevar a término los tratamientos prescritos, a diferencia de otros tipos de aguas sucedáneas que se utilizan en otros servicios coexistentes en el mercado.
Los beneficios y las sensaciones del termalismo
Las aguas termales son especialmente recomendadas para mejorar la circulación, las rehabilitaciones postoperatorias, las contracturas musculares, las vías respiratorias, entre otras. Además, es beneficiosa para la relajación y para recuperar las energías necesarias, disfrutando a la vez de las sensaciones que proporcionan los minerales de estas aguas exclusivas.

La balneoterapia aporta beneficios al estado general de salud y a la apariencia exterior. En los balnearios de Cataluña hay un amplio abanico de terapias dedicadas a la estética: desde tonificar la piel para darle firmeza, hidratación y elasticidad, hasta tratamientos para adelgazar.
Las villas termales y turísticas
Las villas termales de Cataluña tienen un entorno patrimonial, cultural, gastronómico y paisajístico de reconocida relevancia que, conjuntamente con las instalaciones balnearias, conforman una oferta turística de primer orden que invita a los visitantes a disfrutar de una estancia agradable e inolvidable.